Paja turca y corrida en boca de rubia espectacular

Sus colegas no entienden por qué tantos clientes solo aceptan los masajes de Alanah Rae. Creen que ella es una sucia zorra. Falso. Ella es una masajista paciente y exquisita, adicta y adoradora de vergas grandes y gruesas. Se toma su tiempo, las deja bien tiesas diciéndole cosas o cantándoles, tras cubrirlas en aceite. Y entonces, solo entonces, se suelta el pelo y procede a succionar garrote como una puta barata. Un baño en leche corona sus esfuerzos. El Buda, a la distancia, aprueba sus técnicas.

Paja turca y corrida en boca de rubia espectacular
mostrar más
0
quitar anuncios [x]
 
x
x

quitar anuncios [x]